El Mondioring ha sido elaborado por los delegados de trabajo de varios países europeos y americanos, esperando pueda servir de relevo para los programas nacionales ya existentes. Con el deseo de crear también, entre los aficionados al perro, sean guías principiantes o con experiencia, una unión enriquecedora para ellos.

La final de este espectacular deporte es hacer resaltar las buenas aptitudes de un perro, la calidad de su adiestramiento y aprendizaje y sobre todo el control del guía y la genética del animal.

Para la práctica del Mondioring, se precisa un recinto cerrado, equipado de material, de una o dos personas protegidas por un traje de protección y en caso de competición, de los jueces responsables de otorgar las notas de acuerdo al reglamento.

Actualmente el Grupo de Trabajo Teide cuenta en sus filas con varios practicantes de este deporte, cuya dedicación y ganas de superación sale a relucir en cada una de las competiciones que se celebran con puertas abiertas para el disfrute de todos los aficionados y curiosos.

El programa que constituye una competición de Mondioring esta compuesto por tres tipos de pruebas,  ejercicios de obediencia, ejercicios de salto y ejercicios de coraje o carácter, siendo este último siempre el que más llama la atención.

El principal objetivo del Mondioring es sin duda,  ser una diversión para el público que lo contempla,  un juego de progresiva dificultad para los que lo practican  y sobre todo un deporte de competición, en el que sale a relucir las mejores virtudes tanto de los guías como de los perros.

Galería ejercicios de obedienciaGalería ejercicios de saltoGalería ejercicios de carácter
Mondioring